in

Cinco cosas que el hormigueo en manos y pies puede decir de tu salud

¿Sientes hormigueo en las manos y pies? El común hormigueo en tus pies o manos pueden ser más que una sensación para ser un alerta de alguna enfermedad grave.

Si eres de las personas que acostumbran cruzar las piernas cuando están sentadas, prefieres sentarte sobre un pie e incluso cuando alguien se sienta en tus piernas por largos lapsos de tiempo seguramente has experimentado la sensación del “pie dormido”.

 Este consiste en una sensación de que esa parte del cuerpo no reacciona y al quererlo mover no siente nada pero en unos cuantos segundos empiezas a sentir un cosquilleo y casi en seguida una “invasión” de hormigas que recorren por toda esa parte.

Esta sensación es lógica porque se reduce la circulación del flujo sanguíneo, sin embargo cuando está sensación de hormigueo en tus manos o pies es continuo y sin alguna obstrucción de circulación visible es necesario ponerle atención ya que puede ser un síntoma de alguna padecimiento o incluso la enfermedad misma.

1) Neuropatía diabética

Es un daño que padecen las personas con diabetes causado por los nervios en el cuerpo, debido a la disminución del flujo sanguíneo y un nivel alto de azúcar. Los síntomas que puedes presentar aparte del hormigueo también puede ser ardor o dolor profundo tanto en los dedos de los pies como en los pies mismos.

Si no atiendes el problema a tiempo se te puede recorrer a los dedos de las manos y a las manos. Si no te atiendes pronto tus extremidades empezarán a presentar dificultades para sentir cortaduras, piquetes o temperaturas altas y bajas.

2) Enfermedad de Buerger

Consiste en la inflamación e hinchazón en los vasos sanguíneos de pies y manos, los cuales se inflaman y ocasionan la reducción del flujo sanguíneo contribuyendo a la obstrucción de los vasos.

La también conocida como tromboangitis obliterante puede aparecer a partir de los 35 años, puede causar llagas abiertas en los dedos de los pies o manos, venas inflamadas, dolor en las manos y los pies o en las piernas y brazos, hormigueo, palidez en los dedos de los pies o de las manos en ambientes muy fríos, así como daños en los tejidos y de no controlarse a tiempo hasta la muerte de éstos, es decir gangrena.

3) Hipoestesia

Este padecimiento es el resultado comúnmente de origen nervioso, consiste en la disminución de la sensibilidad térmica (no percibir las temperaturas muy altas o muy bajas), dolorosa (no sentir dolor al pincharse con algo filoso, abrirse la piel) o la sensibilidad profunda.

La hipoestesia puede aparecer en ocasiones como un síntoma de diabetes o esclerosis en placas. Su tratamiento va a depender de su origen, ya que hay casos en los que es irreversible de hecho su tratamiento puede consistir en suplementos alimenticios, terapia física y eléctrica.

4-Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que se caracteriza por una inflamación, en la que se destruyen las capas de mielina que recubren y aislan las neuronas, perjudicando así la transmisión de mensajes que controlan los movimientos del organismo como hablar o caminar, pudiendo causar discapacidad.

Además de provocar sensación de hormigueo en los miembros, en esta enfermedad también se pueden manifestar movimientos involuntarios en los músculos y dificultad para caminar.

5-Hernia discal

La hernia discal consiste en un abultamiento del disco intervertebral que causa síntomas como dolor de espalda y entumecimiento en la columna, pudiendo irradiarse hasta las piernas y los dedos de los pies, causando hormigueo.

Cinco bebidas nocturnas para limpiar tu hígado y quemar grasas mientras duermes